Reflexiones sobre la novela negra

Reflexiones sobre la novela negra

Reflexionar sobre el concepto de novela negra y hurgar en los albores de su nacimiento, seguramente concitará algunas adhesiones y muchos rechazos, aunque soy consciente de ello.

Han pasado unos cuantos años desde que me introduje en este mundo «negro criminal», y en múltiples ocasiones me vi en la obligación de insistir y preguntar a escritores; utilizo el término inclusivo; su personal concepto.

No entraré en disquisiciones más o menos sentimentales, dado que me inicié como narrador con títulos acoplados al género, para posteriormente trasladarlas al escaparate de novela policíaca, concepto más adaptado a la realidad plasmada en ellas. Indagué directa e indirectamente y descubrí un malestar palpable. Una importante ratio de consultados eludía responder; desconozco las razones, aunque si las hubiese escuchado, no los traicionaría ahora.

Crecí leyendo las novelas enigma de Agatha Christie, después seguí con Edgar Alan Poe, Arthur Conan Doyle, Edgar Wallace, John le Carré, Daphne du Maurier, y los clásicos norteamericanos, Raymond Chandler, Dashiell Hammett, y muy especialmente a Patricia Hightsmith, a quien profeso un especial afecto literario. Debo significar que por aquellas fechas los relatos y narraciones apenas diferían del concepto policíaco, pese a mezclarse con novelas de misterio, espionaje, históricas etc., hasta decantarse y separarse de lo puramente policíaco para construir desde ahí el denominado género negro, del que más adelante referiré sus orígenes cronológicamente.

Al escuchar a los padres de la novela negra española, sus consideraciones sobre el género; no los menciono por ser prolija su relación; se abrió una definición más adecuada y alejada las discrepantes que ahora campean. La novela negra atrae para sí una mezcla de materias que la convierten; también a sus creadores; en una visión histórica de la realidad social en que fueron narradas al reflejar las vivencias de la sociedad que comparten. Se inician en un hecho delictivo, normalmente un asesinato, motivado por cualquier razón del momento coyuntural, investigado por una policía con pocos medios o limitados, para alcanzar un final inesperado; en España los detectives privados no están autorizados a investigar crímenes; reflejan, aunque superficialmente análisis psicológicos de los personajes; con giros y situaciones que el lector hace suyos y una moraleja final demostrando, sin duda alguna, la esencia histórica de los momentos narrados.

Mi personal opinión sobre el concepto «novela negra» es que, al cumplir a rajatabla las estructuras mencionadas, sin mezclas o situaciones alejadas de la realidad social que vive el escritor, resultan novelas vivas. No hay ciencia ficción, no existe sociedad distópica, carece de misterio o hechos sobrenaturales, da cuenta de la sociedad en que vive y su momento en el tiempo. No son «thrillers», definición dada a «película o narración de intriga y suspense», que nada tiene que ver. Insisto, el escritor, narrador historiador, deja constancia del espacio tiempo en que se desarrolló. El resto de las novelas son otra cosa, otra estructura, otro concepto, pero desde luego no son novela negra.

El nacimiento de la novela policíaca, subgénero novela negra según algunos considerandos señalan; nace en Estados Unidos. Veamos qué datos recogen los anales.

Origenes.

Francia 1817. Tras demasiados avatares. Eugène François Vidocq sugiere a la policía francesa, la creación de la Brigade de Sûreté más tarde Sûreté Nationale. Dirige a doce detectives y trabaja como detective privado.

Estados Unidos 1841. Se publica en la revista Graham's Magazine, de Filadelfia «Los crímenes de la calle Morgue» Primera historia de detectives (terror e investigación detectivesca).

 Reino Unido 1887. Arthur Conan Doyle, publica su primera novela sobre el detective Sherlock Holmes (novela enigma).

Estados Unidos. 1920. H. L. Mencken funda la revista Black Mask, publicando ficción, aventuras, detectives, romances y posteriormente comics. Publican historias de Carroll John Daly, Dashiell Hammett, Raymond Chandler, Erle Stanley Gardner y Hugh B. Cave.

Estados Unidos 1922. Nace el género «hard boiled» (se distingue de la novela negra por presentar una gran cantidad de escenarios en los que intervienen componentes lascivos como la extrema violencia, asesinatos y distintos contextos eróticos que normalmente derivan en el sexo explícito) ​ con la pluma de John D. Carrol y su detective Race Williams, e imitado por Dashiell Hammett y Raymond Chandler.

Francia 1945. Se funda por Marcel Duhamel la colección «Serie Noire» Una fórmula de literatura policial comprometida con la realidad social de la calle.

Con los datos cronológicos precedentes, puede el lector crear su propio criterio sobre la definición del género o subgénero «novela negra» que ha crecido con las aportaciones de autores europeos, franceses, italianos, griegos, noruegos, daneses, islandeses, etcétera, y sobre todo, españoles.

Esta es solo mi opinión.

© Anxo do Rego. 2022. Todos los derechos reservados.

Impactos: 31

Redacción

Redacción

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies